lunes, 10 de octubre de 2011

IX.X.XI
Un encuentro casual de nuez, de muerte y viaje

[…este es el poema y rastro del cogito de una desconocida compañera fugaz viajando viaje, apenas  entrevista  en un vagón del tren que me viaja a lo exhausto…
Este es el riesgo del romanticismo.]

Esa austera y dulce altivez de tu rostro, enmascarado en todo anónimo;
Se me niega y sonríe a mi reflejo (es que lo hace, no lo sueño). Sonríe y
Es todo abismo en ella…en esos ojos lejanísimos de cruel proximidad…
(Pero) insólito “voyeur”, ya me encandila un breve triángulo de su carne en la cadera
Que la blusa desvela y
Donde luz redime a la Máscara y abre ternura y
Sin fin paisaje deslizado hacia el goce y el no imaginado dolor…que todo resta

El rostro  cortado por la Historia de sus amaneceres que nunca yo veré.
La música de su hurtada biografía.

La Faz y la Historia devienen carne que no conoce el ángel de la lengua.

¡Imagino su boca cuando reirá en armonía con la boca de aquél…!




Córdoba/Madrid. 09.10.2011.
©carlosmamonde 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada